Hay muchos mitos respecto al sueño y muchos de estos afectan la salud de la pareja. Seguramente habrás oído alguno de estos. “Las horas de sueño no se pueden recuperar, los ronquidos indican un sueño profundo”, y más. Aquí hablaremos de ellos.

Las horas de sueño se pueden recuperar.

Es verdad, pero a medias. Más de la mitad de la gente no duerme bien entre semana y utiliza el fin de semana para recuperar horas de sueño, o al menos intentarlo. Los efectos inmediatos que provoca la falta de sueño son el cansancio o el mal humor, y eso sí que se puede recuperar durmiendo más el fin de semana. Pero la deprivación crónica de sueño está relacionada con muchas patologías, como la demencia, factores de riesgo cardiovasculares o temas metabólicos. Al fin de cuentas, las horas de sueño que has perdido ya las has perdido.

Roncar significa dormir profundamente.

Es totalmente falso. Roncar es sinónimo de que, cuando estás durmiendo, hay una disminución del flujo respiratorio. Puede que sea sólo un tema de ruido y que la cantidad de flujo no se altere mucho, pero si realmente disminuye mucho, es cuando aparece la apnea.

Las parejas que duermen separadas tienen menos sexo

Este mito es un sinsentido total. No hay ninguna relación entre una cosa y otra, según los expertos. En Estados Unidos una de cada cuatro parejas duermen en camas separadas, según un estudio de la Fundación Nacional del Sueño. Y en el Reino Unido, una encuesta de The Sleep Council apunta que uno de cada cuatro adultos que duermen en pareja confiesa que se cambia de habitación o que se acuesta en el sofá cuando no puede dormir. El deseo sexual entre dos personas es completamente independiente del hecho de dormir juntos o separados.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com