Tommy Heinsohn, quien fue jugador, entrenador y cronista de los Celtics de Boston por más de 60 años y quien estuvo involucrado en los 17 títulos del equipo en la NBA, falleció el martes. Tenía 86 años.

“Es una devastadora pérdida”, indicaron los dueños del equipo en un comunicado. “Tommy fue el máximo Celtic. Los últimos 18 años, nuestro grupo de dueños ha confiado en los consejos y visión de Tommy, y nos hemos deleitado con sus cientos de historias sobre Red Auerbach, Bill Russell y cómo los Celtics se convirtieron en una dinastía. Será recordado por siempre”.

El comisionado de la NBA Adam Silver elogió a Heinsohn por ser “sinónimo de éxito”, y destacó que fue uno de los pocos grandes del baloncesto miembros del Salón de la Fama como jugador y entrenador, antes de seguir su carrera en la narración.

“Los partidos de los Celtics no serán lo mismo sin Tommy. Será enormemente extrañado por aquellos que comparten su fervor por el baloncesto”, agregó Silver.

Egresado de Holy Cross, fue una selección territorial de los Celtics en el draft de 1956. Heinsohn superó a su compañero de equipo Russell como el Novato del Año de la NBA y aportó 39 puntos y 23 rebotes en el séptimo partido de la final de la NBA ante los Hawks de San Luis en la campaña 1956-57.

Se trató del primer título de la franquicia —y el primero de ocho en nueve años para Heinsohn y Russell. Heinsohn fue el líder anotador del equipo en cuatro de esas temporadas de campeonato.

Se retiró en 1965 con un total de 12.194 unidades y 5.749 rebotes. Siguió con el equipo como cronista. Auerbach, el patriarca del club, lo apoyó para convertirse en el entrenador en 1969 después de Russell.

Heinsohn se convirtió en el Entrenador del Año 1973, cuando el equipo ganó 68 partidos, un récord de la liga en aquel momento. Los Celtics agregaron títulos en 1973 y 1974. Ingresó al Salón de la Fama como jugador en 1986 y como entrenador en el 2015, con lo que se convirtió en la cuarta persona exaltada en ambas categorías.

Poco después de que se retiró como entrenador en 1979 regresó con el equipo como narrador. Su descarado apoyo al equipo local lo hizo más querido por los fanáticos de los Celtics.

“Es difícil imaginar a los Celtics de Boston sin Tommy Heinsohn”, destacó el equipo en un comunicado. “No hay ninguna generación de fanáticos de los Celtics que no han sentido la presencia de Heinsohn. Es la única persona que ha sido un activo participante en los 17 campeonatos de los Celtics, un legado extraordinario y único”.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com