Pérez Martínez, quien fuera hombre de confianza del presidente Balaguer, falleció a los 73 años, e inmediatamente la noticia de su muerte causó incontables reacciones de rechazo a su trayectoria ligada a la violencia y a la intimidación en las redes sociales y otros espacios.

En los últimos gobiernos de Balaguer, Pérez Martínez se desempeñó como administrador de la Corporación Dominicana de Electricidad (CDE). También fue diputado y, como ingeniero, fue el responsable de la construcción de la prolongación de la avenida John F. Kennedy, denominada Quinto Centenario, y de la remodelación de Villa Consuelo y otros sectores capitalinos.

En su libro Balaguer y los militares dominicanos, Brian J. Bosch, ex agregado militar norteamericano, señala que los desmanes y abusos de la Banda Colorá fueron ordenados desde el poder político, “como parte del esfuerzo más reciente (del gobierno) por intensificar la campaña contra el terror y la violencia provocados por la izquierda”.

El grupo parapolicial empezó sus operaciones en Santo Domingo, tras ser creado por general Enrique Pérez y Pérez, cuando era jefe de la Policía Nacional, según testimonios de la época. El poderoso grupo extendió su influencia a todo el territorio nacional y fueron innumerables las muertes y ataques que causó.

Brian J. Bosch afirma que el primer objetivo de la banda “era aterrorizar a aquellos sospechosos de ser izquierdistas dentro de las escuelas públicas y la universidad estatal”. En sus incursiones, los recintos escolares y universitarios eran arrasados, los maestros intimidados y los estudiantes apaleados, añade.

Luego conocer el fallecimiento de Pérez Martínez, el periodista José Bujosa Mieses escribió en su página de Facebook: “Este criminal, traidor, renegado de la izquierda, autor de múltiples crímenes antes y después de dirigir la funesta Banda Colorá creada por él y las fuerzas ‘incontrolables’ del balaguerato, estando yo preso, en la ergástula de La Victoria, me amenazó de muerte frente a un grupos de sus bandoleros”.

Además agregó: “Todavía está fresco en mi memoria el triple asesinato de los 5 jóvenes deportistas del Club Héctor J. Díaz: Rubén Darío Medrano Reyes, Andrés Florentino, Víctor Fernández Checo, Gerardo Bautista Gómez y Radhamés Peláez Tejeda y del estudiante Ramón Fadul y Fadul, asesinado en la UASD, como tantos crímenes más cometidos por él y sus bandoleros. Si es verdad que existe un infierno a esta hora debe estar convertido en llamas”.

El deceso de Macorís fue dado a conocer hoy por el secretario general del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), Ramón Rogelio Genao.

El velatorio se desarrolla en la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln, desde las 4:00 de la tarde de este miércoles. El sepelio será efectuado mañana a las 3:00 p.m.

Genao informó que Pérez Martínez padecía de una diabetes crónica, de insuficiencia renal y varias cardiopatías. Además, era sobreviviente de cáncer.

En la página Historia dominicana en gráficas, divulgada a través de Facebook, se divulgó que el Frente Democrático Anticomunista y Antiterrorista, mejor conocido como la Banda Colorá, fue un grupo parapolicial al servicio de Joaquín Balaguer, que operó en Santo Domingo con fama nacional e internacional en los años de la década de 1970.

“Fue creada por el ex mayor general Enrique Pérez y Pérez para romper huelgas. También hacía sus aportes al entrenar el personal de los ‘servicios de seguridad’ que se encargaría luego de perseguir, reprimir, torturar y desaparecer jóvenes revolucionarios”, se publicó.

De acuerdo con la publicación, a manos de la Banda Colorá de 1970 a 1978 perdieron la vida Tito Monte, Amín Abel Hasbún, Flavio Suero, Sagrario Elcira Díaz Santiago, Gregorio García Castro, Orlando Martínez, Amaury Germán Aristy y otros tres compañeros del movimiento Los Palmeros.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com