A casi un mes de la desaparición y posterior asesinato de un hombre de 37 años al que descuartizaron y decapitaron en la localidad Gurabito de Yaroa en el distrito municipal Yásica Arriba, en Puerto Plata, todavía no hay detenidos por el crimen, mientras familiares de la víctima denuncian negligencia por parte del Ministerio Público.

El asesinato de Edison José Ulloa Martínez horrorizó al pequeño poblado donde casi todos son Martínez y lugar donde se le vio por última vez el jueves 2 de septiembre.

El torso del cuerpo de Ulloa fue encontrado la noche del viernes 3 de septiembre en una finca propiedad de quien la familia señala como principal sospechoso, y quien, además, alegadamente había amenazado de muerte y públicamente a la víctima

Señalaron que se trata de Evelio Díaz Artiles, “un hijo de una exmiembro del Ministerio Público en Puerto Plata” y quien estuvo detenido durante dos días para fines de investigación.

Sus abogados depositaron un recurso de hábeas corpus con el que lograron la libertad de Artiles, debido a la insuficiencia de pruebas en su contra.

Los parientes de Ulloa aseguran que la carencia de pruebas para esclarecer el crimen del hombre, cuyas extremidades inferiores fueron encontradas dos días después, también en la finca de Artiles, obedece a la falta de voluntad del Ministerio Público en investigar el caso.

La abogada Maritza Martínez, parte del cuerpo de abogados que representa a la familia de la víctima, acusó al fiscal titular de Puerto Plata, Kelmi Duncan, de obstruir la investigación y de poner poco interés en los requerimientos de la parte agraviada.

La Procuraduría General de la República, a través de su vocería, asegura que “no se ha descansado en la investigación del hecho” y sostiene que el MP tiene verdadero interés en develar las circunstancias del asesinato

Martínez cuestiona que la Fiscalía no haya realizado los mapeos al celular de la víctima y los sospechosos, lo cual fue solicitado por escrito por los querellantes.

Denunció que el informe levantado con las evidencias encontradas en la casa y negocio del dueño de la finca, no está completo porque obviaron el hallazgo de dos armas de fuego ilegales y efectos ferreteros como serruchos, picos y otros, que debieron ser incautados.

“Cuando le reclamamos lo de las armas él dijo que no, que eso no venía al caso. La cabeza no había aparecido. ¿y si le dieron un tiro en la cabeza?” –se cuestiona-, “pero para él eso era irrelevante’’, denunció la profesional del derecho quien, además de abogada, es pariente de la víctima.

Dijo que desconoce el rumbo de la orden de arresto que ya fue emitida por un tribunal contra Blanco, otro de los sospechosos.

“Nosotros hicimos la recusación de los tres fiscales: José Armando (José Armando Tejada), Kelmi (titular del MP) y Brugal (Gabriel Brugal), para que no estén al frente del caso”, dijo.

El pasado 12 de septiembre los parientes de la víctima aseguraron que habían encontrado la cabeza del hombre, sin embargo, no se han realizado los estudios de necropsia que determinen que le pertenece a la víctima.

La abogada Maritza Martínez dijo que solicitaron la realización de una prueba de ADN (ácido desoxirribonucleico), aunque tienen la sospecha de que la cabeza no es la de su pariente, debido al avanzado estado cadavérico que tenía el cráneo hallado.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com