La Corte de Apelación de la provincia Duarte revocó el descargo y ordenó apertura a un nuevo juicio en contra de un adolescente de 15 años, acusado de asesinar de más de 350 estocadas a su madrastra el pasado año en San Francisco de Macorís.

Con su decisión, la sala acogió el recurso de apelación del Ministerio Público y la parte civil sobre la decisión del Tribunal de Niños, Niñas y Adolescentes a favor del menor de edad, cuyo nombre se omite por asuntos legales.

El joven es imputado del crimen de Carmen Paulino Gabriel (Rafelina), cuyo cadáver fue encontrado en el interior de la cisterna de su vivienda.

El reporte del médico legista actuante en el caso establece que el cuerpo de la mujer presentaba 351 estocadas en todo su cuerpo.

Además de las heridas que recibió Rafelina, como le decían sus amigos y familiares, la experticia evidenció que también sufrió golpes contusos en la frente y la cabeza.

El abogado de la parte querellante, Julián Paulino, aseguró que con este nuevo proceso será destruida la presunción de inocencia del menor de edad y será condenado a la pena máxima.

Por el asesinato también está imputado el padre del adolescente, Eusebio Rosario Hernández, recluido en un centro penitenciario por ese hecho.

El hombre está preso debido a que no tiene recursos para pagar una garantía económica de tres millones de pesos que le impusieron los jueces que integran el Segundo Tribunal Colegiado de la Cámara Penal del Juzgado de Primera Instancia del distrito judicial de la provincia Duarte por ese homicidio.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com