" alt=""/>

Naomi Osaka se retiró de la final del Abierto Western & Southern el sábado a causa de una lesión en el tendón de la corva, dando el título a Victoria Azarenka en un walkover.

“Sólo espero darme la oportunidad de tener suficiente tiempo” para recuperarme previo al Abierto de Estados Unidos, comentó Osaka. El torneo de Grand Slam, que conquistó en 2018, arranca el lunes.

La decisión de Osaka de retirarse de la final fue anunciada unos 90 minutos antes de la hora en la que se suponía empezaba el partido en el Estadio Louis Armstrong en el complejo de Flushing Meadows.

El Abierto Western & Southern generalmente se lleva a cabo en Ohio, pero este año fue trasladado a Nueva York a causa de la pandemia de coronavirus como parte de un evento de dos torneos en un “entorno controlado”.

Osaka dijo que primero sintió un problema con su pierna en el primer partido del torneo y se dio el tirón en el desempate del segundo set en su triunfo por parciales de 6-2, 7-6 (5) en la semifinal contra Elise Mertens.

Osaka se agarró la pierna izquierda luego de ir tras un golpe al inicio del desempate.

El sábado, dijo que había sido una “semana emotiva”.

Osaka, de 22 años, llevó el impulso por la justicia racial al tenis diciendo que no iba a jugar la semifinal, uniéndose a los atletas de la NBA, las Grandes Ligas y otros deportes que pausaron esta semana en reacción al incidente ocurrido en Wisconsin, en el que unos agentes policiales balearon a Jacob, Blake, ciudadano de raza negra.

La postura de Osaka provocó que el torneo anunciara que iba a tomar una “pausa” para apoyar la causa y suspendió todos los partidos programados para el jueves.

Cuando se reanudaron las actividades el viernes, Osaka compitió.

Azarenka, quien se ubica en la 59na posición del ranking de la WTA, consiguió su primer título desde 2016 y el 21ro de su carrera, 20mo en cancha dura. Ha ganado en dos ocasiones el Abierto de Australia, ha sido finalista del U.S. Open dos veces y ha llegado a ser la número uno del mundo.

“Es desafortunado porque realmente quería competir contra Naomi. Habría sido una oportunidad increíble para enfrentar su nivel”, dijo Azarenka, quien también ganó el Western & Southern en 2013.

Azarenka dijo que el título era “especial” porque es su primero desde que se convirtió en madre.

La bielorrusa de 31 años consideró retirarse del tenis al inicio del año.

“No he sentido así en tanto, tanto tiempo, quizás nunca para ser honesta”, comentó luego de su victoria por 4-6, 6-4, 6-1 sobre Johanna Konta el viernes. “Es lo que estoy disfrutando”.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com