El arzobispo metropolitano de Santo Domingo, monseñor Francisco Ozoria, alertó ayer sobre el aumento de muertes y enfermos por causa del coronavirus en el país y dijo creer que aparentemente las autoridades no quieren hablar de esa realidad.

Al encabezar la misa de Corpus Christi en la Catedral Castrense o iglesia Santa Bárbara, el religioso dijo que preocupa la salud del pueblo dominicano, sobre todo ante el aumento de los casos de COVID-19 y pidió la intervención de Dios para termine la pandemia.

“Más gente muere cada día por causa del COVID, aunque no se diga mucho, no sé si es que no se quiere decir, pero están muriendo mucha gente por causa del COVID, vamos a pedir al Señor por el cese de la pandemia”, dijo.

Por su lado el párroco de la Catedral, sacerdote Nelson Clark, dijo que el país y el mundo vive momentos muy difíciles por la pandemia y afirmó que el cerebro humano no estaba preparado para la realidad en que se vive.

Sostuvo que michas veces se difunden por los medios de comunicación informaciones que confunden y que por eso muchas personas no se quieren vacunar, le tienen miedo y que eso tiene que ver con las noticias negativas que día tras día se difunden por los medios de comunicación y eso afecta a mucha gente.

“Tenemos que apoyarnos en el Señor, apoyarnos en la eucaristía, que ahí esta Jesucristo, donándose, consolándonos, animándonos para enfrentar todas las situaciones”, dijo.

El religioso manifestó que en estos tiempos de confinamiento, no hay que tener miedo y se debe asistir a misa cuando las iglesias estén abiertas en su totalidad y llamó a la ciudanía a la prudencia en estos tiempos de pandemia.

La Iglesia Católica celebró ayer el día de Corpus Christi con restricciones en sus templos debido a la situación por el rebrote del coronavirus. Hubo misas en casi todas las parroquias del arquidiócesis y en la mayoría de las parroquias visitadas por Diario Libre se observó el cumplimento del protocolo exigido por las autoridades.

La iglesia San Martín de Porres, en Cancino, fue de las pocas parroquias del Gran Santo Domingo que organizaron una procesión, pero en vehículos, que recorrió la zona de influencia.

Decenas de feligreses participaron en la procesión que recorrió todas las capillas pertenecientes a la parroquia, antes participaron en una eucaristía y un acto de adoración al Santísimo.

Otras parroquias del Gran Santo Domingo se limitaron a la tradicional eucaristía, pero con el debido distancimiento social y las medidas de higiene exigidas por las autoridades de Salud Pública para evitar el contagio de la feligresía .

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com