Ama la cultura y el folclore español, prescinde de los convencionalismos y detesta lo políticamente correcto, así es Alejandro Gómez Palomo, alma de Palomo Spain, un diseñador inquieto que se aventura en el diseño de gafas con “PALO-MÓ”, un “buscavidas” a quien el éxito le ha hecho más “humilde”.

“Soy fan de las gafas de sol, es mi accesorio favorito, tengo una pequeña colección que mi madre me roba constantemente”, ha explicado este jueves a Efe el diseñador, quien se ha unido a la empresa Multiópticas en esta nueva aventura.

De este nuevo proyecto, el diseñador cuenta que es una mini colección de cuatros modelos, “dos de sol y otras dos para ver, con las que mirar al futuro”. Un futuro, que con la pandemia “no se ve claro”, el diseño español está en número rojos, “la moda se tiene que consumir de otra manera, hay que renovarse antes de morir”, dice el diseñador, quien asegura que “la industria de la moda está sufriendo, vive del evento, de las bodas y fiestas, no tenemos cultura de llevar moda en la calle”.

Fan de la moda lenta, de autor, de esa costura bien hecha, Alejandro Palomo considera que es el momento de dar valor a la artesanía, “seña de identidad que va ligado a vestir de forma diferente y especial”.

Ser un diseñador hoy en día es sinónimo de “buscavidas”, es un camino, una lucha diaria, pero no se desanima. Al igual que los artistas, los actores y los cantantes “no podemos disfrutar de una buena economía siempre, pero no pierdo la ilusión”.

A pesar de las dificultades, se considera afortunado, “tengo la suerte de que el 90 por ciento de mis clientes están fuera España”. Y es que, pespunte a pespunte, Palomo Spain se ha ganado al público y a crítica, tanto en España como a nivel internacional. Su gusto por la estética española ha enamorado a celebrities como Beyoncé, Rosalía, Miley Cyrus, pero también a Pedro Almódovar.

En sus diseños reivindica la cultura española, pero es consciente de que los españoles no se terminan de creer el producto. “Ni por herencia ni por economía en España no hay cultura de moda”, se lamenta. Reconoce que antiguamente “se iba al sastre y a la modista para hacerse un abrigo a medida”, ahora se va al centro comercial; sin embargo, “sales de nuestras fronteras y ves que jóvenes de clase media ahorran para comprar piezas especiales y disfrutarlas”.

“Aquí en España somos más de comprar lo que lleva el de al lado, de la moda rápida, que, sin lugar a dudas, es la industria textil más importante que tenemos”. Por el momento, no existe la gran casa de moda de España, “de la que todos sintamos orgullo” dice Palomo Spain, quien asegura que “nuestra moda no es cultura, aún nos falta creernos y valorar lo que tenemos”.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com