" alt=""/>

Con mayor o menor intensidad, las rutinas de todas las personas alrededor del mundo han cambiado en este 2020 a raíz de la proliferación de la pandemia del COVID-19. Una de las situaciones que seguramente más preocupa a la gente es la incertidumbre.

Es que si bien es cierto que hay muchas cosas que ya incorporamos y sabemos, cómo por ejemplo las medidas generales para prevenir los contagios, aún no hay certezas sobre una vacuna, una cura y una erradicación total de la enfermedad. De esta manera, las personas alrededor del mundo van viviendo su vida con una incertidumbre constante respecto del qué será.

Hay un equilibrio en las personas, llamada homeostasis, entre lo de afuera y lo de adentro, lo interno y lo externo tal cual lo denominaba Sigmund Freud desde el psicoanálisis. Eso sin dudas se ha roto, al igual que las relaciones sociales habituales, las relaciones laborales, incluso los lazos familiares y amorosos. Con tantos imprevistos, es normal que las personas experimenten angustia y ansiedad. Por eso, tenemos 3 recomendaciones generales para atender esta cuestión.

1. Ocúpate de resolver lo concreto, lo que está ocurriendo ahora sin tratar de solucionar lo que podría llegar a ser, puesto que el futuro es incierto.
2. Limita tus pensamientos sobre las situaciones que aún no ocurrieron.
3. Planifica objetivos y acciones concretas, tratando de siempre pensar en el presente.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com