Esta semana se dio a conocer la información de que la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) debió vencer el plazo para presentar la acusación en contra del exprocurador Jean Alain Rodríguez y demás investigados por la red Medusa, y que, en base a esto, la defensa del exfuncionario pidió que se pusiera fin al proceso penal.

Sin embargo, el plazo vencido no era fatal, según explicó el titular de la Pepca, Wilson Camacho, y el tribunal le dio la razón.

¿Cuál fue el plazo que venció?

El plazo que dejó vencer la Pepca el pasado miércoles, fue el que le otorgó la jueza del Cuarto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional, Altagracia Ramírez, el 29 de marzo de este año. En ese entonces, la magistrada le dio al Ministerio Público una prórroga de tres meses para terminar las pesquisas en contra del exprocurador Jean Alain Rodríguez y los integrantes de la presunta red.

No obstante, en el caso Medusa la Pepca actuó igual que como en otros procesos, dejó vencer la prórroga y esperó la intimación del tribunal para ganar quince días más, amparada el artículo 151 de Código Procesal Penal.

“Vencido el plazo de la investigación, si el Ministerio Público no acusa, no dispone el archivo ni presenta otro requerimiento conclusivo, el juez en los cinco días siguientes, de oficio o a solicitud de parte, intima al superior inmediato y notifica a la víctima, para que formulen su requerimiento en el plazo común de quince días. Si ninguno de ellos presenta requerimiento alguno, el juez declara extinguida la acción penal”, dice el artículo 151 de Código Procesal Penal, en el cual se escudó el Ministerio Público.

A raíz de esto, la jueza Altagracia Ramírez intimó al Ministerio Público a presentar actos conclusivo de su investigación a más tardar el 7 de julio a las 2:00 de la tarde. Aunque esta vez, sí le advirtieron que de no cumplir con ese mandato de ley, entonces se podría declarar la extinción de este complejo caso de corrupción.

La costumbre

La Pepca ha sido recurrente en la práctica de solicitar prórrogas en sus grandes investigaciones de corrupción y dejar vencer el plazo otorgado por el tribunal. Le pasó en el caso del fraude a la Lotería Nacional (Operación 13) y también lo habían hecho en el caso Antipulpo (Alexis Medina). En ambos procesos depositaron después de intimación de los jueces.

Justifican que las investigaciones complejas y de calidad necesitan tiempo para poder completarse.

El caso Medusa

El órgano persecutor del Estado acusa a Jean Alain Rodríguez de haber creado una red de corrupción a lo interno de la Procuraduría General de la República (PGR). Supuestamente esa estructura operó desde el 2016 al 2020 y habría defraudado al Estado más de seis mil millones de pesos.

Además de Jean Alain Rodríguez guardan prisión preventiva el exdirector de Tecnología de la Información y la Comunicación del Ministerio Público, Javier Alejandro Forteza Ibarra; el exdirector administrativo, Jonathan Joel Rodríguez Imbert, y Alfredo Alexander Solano Augusto, ex subdirector administrativo.

Jenny Marte Peña, exencargada de Proyectos, cumple arresto domiciliario, al igual que la ex subdirectora administrativa Altagracia Guillén Calzado, así como Rafael Antonio Mercedes Marte, exdirector de Contabilidad.

El proceso también se sigue contra el exasesor Miguel José Moya, a quien le fue impuesta una garantía económica de un millón de pesos en modalidad de contrato con compañía aseguradora, impedimento de salida y presentación periódica.

En el Caso Medusa está también involucrado Rafael Stefano Canó Sacco, el exjefe de Gabinete del exprocurador Rodríguez Sánchez, quien fue arrestado en España el pasado año y se solicitó su entrega a República Dominicana.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com