Al referirse a una mala relación, muchas personas indican que el trato es como si fuesen perros y gatos. De todas maneras, es mentira que estas mascotas deban llevarse mal por defecto y aquí te listamos algunos consejos para que apliques en tu casa.

Desde cachorros, siempre juntos: esto es ideal. Si ambos crecen en el mismo ámbito desde cachorros, se acostumbrarán a la presencia del otro en una etapa en la que establecen rutinas regulares.

Presentación gradual: si ya tienes mascota, lo ideal es presentar al nuevo integrante de manera gradual y siempre con la supervisión del caso. Una presentación amable y lenta es más segura que un encuentro apurado y puede ayudar a que se conviertan en buenos amigos.

Aumenta la interacción: si la relación inicia en buenos términos, permite que ambos tengan mayores libertades. Recompensa al perro con premios y bocadillos para favorecer una conducta tranquila cerca de tu gato.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com