La Policía Nacional afirmó este lunes que ninguno de sus agentes golpeó al adolescente, de 17 años, con trastorno del espectro autista en Las Caobas, como afirman sus padres.

Se trata del adolescente hijo de Dominga Ortiz y Camilo Enríquez, residentes en el sector Engombe, Santo Domingo Oeste,

“Tenemos testigos que afirman que en un momento una patrulla se detuvo con él, pero los moradores de ahí le dijeron que ese niño tenía problemas y ellos ni siquiera lo tocaron, sino que lo dejaron así y les dijeron a los vecinos que por favor lo ayudaran a que lo condujeran a su casa para su protección. Los policías se quedaron ahí para que los vecinos lo llevaran”, dijo el vocero del al Policía Nacional, coronel Miguel Balbuena Álvarez, consultado por Diario Libre.

El funcionario citó entre los testigos a los propios vecinos del lugar y dirigentes comunitarios con los que afirmó que se han realizado entrevistas coordinadas con el Ministerio Público y se ha iniciado un proceso de investigación en la que participa la Dirección Regional de la Policía Nacional de Santo Domingo Oeste y su Dirección Central de Asuntos Internos.

Informó que se dispuso que el menor reciba atenciones en el Hospital General de la Policía Nacional, donde fue llevado junto a su madre este lunes.

La versión policial es totalmente contraria a la de la madre del menor, cuyo nombre se omite por razones legales. Dominga Ortiz narra que, de acuerdo a lo explicado por su hijo, se dirigía a donde un primo que reside en Las Caobas a buscar unos tenis que le regalaría, alrededor de las 11:00 de la mañana de la fecha citada, y que fue interceptado por una patrulla motorizada de la Policía que lo intentó detener, y ante su resistencia lo golpearon y dejado tirado en la acera.

Sostuvo que el agente, de quien solo dice saber que tiene una mancha en su cara, hizo caso omiso a sus compañeros de labores y vecinos que le decían que no detuviera al joven, porque éste tenía problemas mentales.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com