La correcta higiene bucodental implica también la limpieza de la lengua, pero poco se sabe al respecto. Deberías sumarlo a tu rutina de limpieza diaria, al igual que lo haces con tus dientes.

La manera más sencilla de limpiar la lengua es con un raspador de lengua, que es una herramienta ligeramente redondeada, hecha de plástico o metal. Debes sumarlo y hacerlo luego de lavarte los dientes y así eliminar distintas partículas presentes en la lengua, incluidas las que causan mal aliento.

Si no consigues este artefacto, puedes hacerlo de igual manera con una cuchara de plástico redondeada o con el propio cepillo de dientes. Toma los recaudos necesarios para lavarlos bien y dejarlos secar lejos de otros utensilios de limpieza personal, para evitar la aparición de bacterias.

Abre y saca la lengua, limpia desde la mitad con movimientos hacia atrás y adelante. Limpia con una pequeña toallita o papel tissue el raspador luego de cada raspado. Límpialo con agua tibia y déjalo secar en un área limpia.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com