Al ingeniero civil Nelson Núñez el Estado le debe desde el 2012 unos 13 millones de pesos. Él es uno de los 302 profesionales de la construcción a los cuales el Estado le adeuda a la fecha RD$1,500 millones, según informó este sábado el Comité Institucional Codiano (CIC).

“Yo vendí mi equipo y mi vehículo pesado. Tengo mi apartamento hipotecado”, contó Núñez antes del inicio de la misa en memoria del arquitecto David Rodríguez, quien se suicidó en la sede de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe) y destapó un caso de corrupción.

“Esa situación del no pago de esa deuda nos ha acarreado varios problemas. Problemas de quiebra, problemas de endeudamiento con la banca”, dijo Núñez. Otra situación que indicó los ha llevado a la falta del pago es vender sus equipos de trabajo.

El CIC le pidió al presidente de la República, Luis Abinader, ordenar a sus funcionarios elaborar un plan “sensato” para que dispongan de mecanismo para incluir el pago de las acreencias que 16 instituciones del Estado tienen con los profesionales de la construcción.

Algunas de las instituciones que mencionaron que le adeudan son el Ministerio de Educación, la Oisoe, los institutos de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa), de la Vivienda (INVI) y De Recursos Hidráulicos (Indrhi). También se suma a la lista la Junta Central Electoral (JCE), la Corporación del Acueducto de Santo Domingo (CAASD) y la Procuraduría General de la República (PGR).

De igual forma el Ministerio de Obras Públicas, la Alcaldía del Distrito Nacional, el Ministerio de Agricultura, la Comisión Presidencial de Apoyo al Desarrollo Provincial, entre otras.

‘Cobrar en vida’, esa es nuestra consigna”, apuntó el ingeniero Núñez, pues aseguró que muchos de los profesionales de la construcción han muerto y no han visto el pago.

Emiliano Familia, secretario general del CIC, en un documento leído en la ceremonia, clamó a la sociedad por “la insensibilidad e injusticia y negativa” del Gobierno y de sus funcionarios de “no querer” honrar el pago de la deuda a los ingenieros contratistas.

“… pero estos a su vez, se han aburguesados y se encuentran embriagados de poder, olvidándose que los gobiernos NO son eternos”, expresó Familia.

Por otro lado, acusó a los pasados Gobiernos peledeístas de contratar obras sin fondos para que, afirmó, los ingenieros y arquitectos las financien o “recurran al suicidio, como ha pasado en los últimos 25 años”.

El ingeniero civil Nelson Núñez explicó que estos 302 profesionales son parte de lo que se denomina “grupo de la deuda vieja”, debido a que existen otros dos al que el Estado también le debe. Estos son a quienes construyeron escuelas y hospitales.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com