Es conocida la frase que indica que el desayuno es la comida más importante del día, ¿verdad? En verdad esto no es cierto y todas las comidas son igual de importantes, cómo lo es respetarlas y no saltearlas. Pero desde ya que si desayunas bien, tendrás mucha más energía y resto para lo que quede del día.

Un desayuno saludable considera los carbohidratos y los azúcares, pero en su justa medida. Hay que sumar fibra, se pueden sumar lácteos y algo de glucosa: avena, frutos secos, frutas y linaza. Si prefieres desayunar salado, puedes usar tofu o pan integral tostado, para evitar los huevos revueltos.

Una taza de café, de té o de leche en el desayuno es ideal. Recuerda no beber más de 2 tazas de té o de café al día, por los niveles de teína y de cafeína. Siempre es bueno sumar un jugo de fruta recién exprimida. También es una buena opción el yogur con frutos y cereales enteros.

Puedes preparar tostadas y son aún mejor si las haces con pan casero, acompañadas por alguna mermelada o con palta y queso, si es que no quieres algo dulce. Un emparedado caliente es una buena opción, si lo que quieres es algo salado. No hace falta que le quites el huevo a tu desayuno, pero puedes hacerlos revueltos con tomate.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com