La Dirección de las Emergencias Médicas es el brazo operativo del Servicio Nacional de Salud (SNS) que se encarga de la asistencia a la población en situaciones de emergencia y urgencias, así como desastres naturales y enfermedades epidemiológicas.

Se creó mediante el decreto 217-20, de junio de 2020, cuando se traspasó la Dirección General de Emergencias al Servicio Nacional de Salud, convirtiéndola en la actual Dirección de Emergencias Médicas.

Este miércoles, el presidente Luis Abinader nombró al general retirado Juan Manuel Méndez como su director, en sustitución de la doctora Mariam Montes de Oca, a través del decreto número 290-22.

Méndez desempeñará esta función mientras continúa al frente de la dirección del Centro de Operaciones de Emergencias (COE).

En pasadas declaraciones, Montes de Oca afirmó que la función de la Dirección de las Emergencias Médicas es garantizar la atención de salud en el sistema, donde su objetivo principal, es preservar vidas.

“No solo se atiende a los pacientes en vías públicas o domicilios, sino que también se hace el traslado a los centros sanitarios”, especificó.

De acuerdo a un reportaje publicado en la revista interna del SNS, “En Salud”, en su edición de marzo de 2021, “la atención médica de emergencias es uno de los principales componentes del sistema y se ocupa de la provisión de servicios de Atención Pre Hospitalarios (APH), ante accidentes de tránsito, incendios, caídas, lesiones por violencia, enfermedades propias de salud como las de origen cardiovascular, respiratorias y salud mental, entre otras”.

A través de la Dirección de Emergencias Médicas, el Servicio Nacional de Salud imparte capacitaciones al personal médico y operativo del 9-1-1, con el objetivo de fortalecer la asistencia que ofrecen en cada emergencia.

Unidades de respuesta

Dentro de la Dirección de Emergencias Médicas existen tres tipos de unidades de respuestas, según la complejidad del evento de salud que presente la ciudadanía.

En primer lugar, están las Unidades de Respuesta Inmediata (URI), motos que cuentan con la asistencia de un licenciado o auxiliar en enfermería y un Técnico de Transporte Sanitario (TTS), quienes asisten a eventos de complejidad menor.

En segunda instancia están las ambulancias de Soporte Vital Básico, cuyo personal cuenta con un entrenamiento en soporte vital básico. Este tipo de unidad brinda asistencia a pacientes no críticos y que no ameritan de aparatología, monitoreo o técnicas avanzadas.

Mientras que las ambulancias de Soporte Vital Avanzado son unidades especializadas que tienen como finalidad, asistir eventos de pacientes críticos o con riesgo vital importante. Cuentan con equipos biomédicos de monitoreo y soporte tecnológico avanzado y están compuestas por médicos, licenciados en enfermería y un TTS.  

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com