" alt=""/>

El 70% de la superficie del planeta Tierra está cubierto por agua, por lo que quizás deberíamos replantearnos el nombre de nuestro planeta, ¿verdad? Sin embargo, pese a que su volumen permanece constante en alrededor de 1.386.000.000 kilómetros cúbicos, esto no significa que sea una fuente constante para el uso de la humanidad. Es que el 97,5% de esta agua no es potable, por lo que no es apta para el consumo humano.

Según especialistas en ambiente y cambio climático, a medida que la densidad poblacional siga creciendo a los números actuales, para el 2050 habrá una crisis del agua potable, puesto que su demanda se incrementará en un 55%. La mayor parte del consumo de este bien finito tendrá que ver con la agricultura, que hoy representa el 70% del uso mundial de agua dulce. Más del 20% de su uso tiene fines energéticos.

¿Qué podemos hacer?

Hay modelos ejemplares de reutilización del agua mediante el reciclaje de aguas residuales. En Israel hay una planta de saneamiento que suministra más de 140 millones de metros cúbicos de agua al año para uso agrícola y con esto cubre más del 40% de las necesidades del área. Los ambientalistas instan a seguir este tipo de modelos y a perfeccionarlos para racionalizar el consumo de agua dulce.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com