Si bien es cierto que cuando se trata de relaciones amorosas no hay una fórmula mágica que garantice que todo será color de rosa, sí hay ciertos factores que podrían estar ligados a la felicidad de las parejas.

Al menos así lo sugiere un estudio realizado recientemente por la Universidad de California, tras analizar los casos de casi 12,000 parejas, contenidos en 43 bases de datos de 29 laboratorios diferentes.

Aquí te compartimos los cinco pilares que recoge la investigación.

Compromiso. Según el estudio, la felicidad de una relación dependerá, en gran medida, de qué tan comprometida estén ambas partes, y el hecho de que los dos integrantes estén conscientes de que su pareja, ciertamente, se lo está tomando en serio. Esto porque una vez sabes que ambos están igual de comprometidos, te sientes más seguro de que esa unión no terminará ante la mínima adversidad.

Nivel de intimidad. Paul Eastwick, profesor de psicología y uno de los coordinadores de la investigación, sostiene que esa sensación de que tu otra mitad te entiende y que entiende quién eres, es importante para el bienestar de toda relación. A todos nos gusta sentir que tenemos al lado a alguien que verdaderamente se preocupa por lo que nos pasa y que está dispuesto a escuchar sin juzgar.

Nivel de gratitud o reconocimiento. Es un hecho que, por lo general, nos quejamos más de lo que agradecemos, ignorando que la gratitud nos hace conscientes de lo que vamos construyendo como pareja y nos permite mirar desde otro ángulo mucho más positivo. Reconocer las cualidades positivas de la otra persona, además de hacerla sentir valiosa y querida, también te permite saber que dentro de sus defectos hay muchos aspectos por los cuales lo quieres a tu lado.

Satisfacción sexual. Para nadie es un secreto que la sexualidad juega un papel importante en el bienestar de las relaciones amorosas. Esto porque, además de la unión física, el sexo permite una complicidad y conexión emocional necesaria en el romanticismo. A eso se agrega el hecho de que mientras más satisfacción sexual, habrá menos estrés y conflictos con la pareja.

Percepción de satisfacción. La investigación indica que aparte de sentirse satisfecho, a toda persona le gusta tener la convicción de que hace feliz a la otra parte, en todos los aspectos. Eso ayuda a aumentar la confianza en sí mismo, lo que se traduce en bienestar emocional que permite la estabilidad.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com