El tenista español Rafael Nadal, número tres del mundo, sigue en liza por conquistar un 14º Roland Garros tras derrotar este miércoles en cuartos de final al argentino Diego Schwartzman (10º) por 6-3, 4-6, 6-4 y 6-0.

En semifinales, Nadal se medirá el viernes al ganador del último partido de cuartos en el cuadro masculino, el que enfrentará al serbio Novak Djokovic, número 1 mundial, y el italiano Matteo Berretini (9º).

Tal como se preveía, el partido estuvo igualado hasta mediado el tercer set, cuando con 3-4 en el marcador, Schwartzman estaba poniendo en serios aprietos a Nadal, pero el ‘Rey’ de Roland Garros no tiene intención de ceder su corona y encadenó nueve juegos consecutivos (cediendo un solo punto con su servicio) ante el tenista argentino, que acabó completamente desquiciado.

Al ‘Peque’ le queda, al menos, el consuelo de haberle ganado un set a Nadal, rompiéndole una racha de 36 sets consecutivos ganados en París.

Nadal no perdía un parcial desde que le ganó la final de 2018 al austriaco Dominic Thiem en cuatro sets.

A sus 35 años recién cumplidos, Nadal parece más cerca que nunca de ganar su 21º torneo del Grand Slam, lo que le desempataría con Roger Federer (ambos tienen 20) y le convertiría en el jugador de tenis con más ‘grandes’ de la historia.

El partido se disputó ante unos 5.000 espectadores, la mejor entrada hasta ahora en la Philippe Chatrier, aprovechando que a partir de este miércoles se han suavizado las medidas de restricción en Francia por la crisis sanitaria provocada por la pandemia.

Nueve juegos seguidos

El primer set cayó del lado del español, que aprovechó su resto para disponer de más bolas de ‘break’ y apuntarse el parcial por 6-3.

Tras ganar el primer set, el número 3 del mundo se tomó un ligero respiro, lo que le hizo ir siempe a remolque de Schwartzman, que lograría ganarle por segunda vez un set a Nadal en la arcilla parisina (la primera vez fue en 2018).

Eso dio confianza al argentino, que comenzó a jugar más agresivo, sobre todo con la derecha cruzada, provocando más errores en Nadal, que por primera vez en este torneo pasaba por dificultades.

Pero cuando parecía que Nadal estaba sufriendo más (3-4), apareció el ‘Rey’ de Roland Garros para ganar su servicio en blanco y forzar el quiebre en el siguiente, para ponerse 5-4 y cerrar el tercer set con otro juego en blanco.

Eso acabó por desmoralizar a Schwartzman, que a medida que avanzaba el partido veía cómo la sombra de Nadal se agigantaba al otro lado de la red.

El español volvió a la versión que le ha llevado a levantar 13 veces la Copa de los Mosqueteros para, a partir del 3-4 para el argentino, encadenar nueve juegos consecutivos y sellar el pase a semifinales con un ‘rosco’ en el cuarto set.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com