El canciller de la República Dominicana, Roberto Álvarez, demandó este viernes en la reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas buscar una solución que ponga fin a la anarquía que actualmente se vive en Haití y se restaure la seguridad con la finalidad de “ayudar a Haití a encontrar el camino de regreso a un mínimo sentido de estabilidad y normalidad”.

Durante un discurso en el proceso de consultas informales del Consejo de Seguridad de la ONU denominado Fórmula Arria, Álvarez advirtió que: “Dado el estado de anarquía en Haití en la actualidad, no se puede lograr nada hasta que se aborde primero la situación de seguridad”.

Álvarez argumentó que “la violencia de pandillas y paramilitares, los secuestros, los abusos de todo tipo y la intimidación son una amenaza cotidiana para el pueblo haitiano. Nunca habrá estabilidad en Haití mientras persistan los niveles actuales de inseguridad. Esto, sumado a una aguda inseguridad alimentaria y un entorno desafiante para la asistencia humanitaria, la convierten en una situación insoportable para los haitianos comunes y corrientes”.

El diplomático señaló además que la Policía está penetrada por esas pandillas por lo que necesita apoyo económico y de asesores a tiempo completo para poder controlar a esos grupos, pues no son posibles las elecciones mientras las pandillas controlen gran parte del territorio haitiano.

El pasado 7 de julio fue asesinado en su residencia el presidente haitiano Jovenel Moise, lo que ha profundizado la crisis haitiana. A la pobreza, ausencia de servicios públicos, problemas de abastecimiento de combustibles y alimentos, se le sumaron además un terremoto que devastó buena parte del sur del país dejando a decenas de miles sin hogar y cientos de muertos.

El ministro de Relaciones Exteriores dominicanos hizo hincapié en que “la República Dominicana está dispuesta a apoyar un diálogo político creíble, inclusivo y sostenido en Haití. Uno apoyado de cerca por la ONU y otros actores internacionales clave, como CARICOM y la Unión Africana. Uno que aborde las deudas históricas y considere los desafíos, así como las soluciones concretas para abordarlos”.

Antes de la participación de Álvarez, el presidente dominicano Luis Abinader había expresado durante la 76 Asamblea de las Naciones Unidas que “la comunidad internacional no debe, ni puede, abandonar al pueblo haitiano en este momento en que los niveles de inseguridad lo están llevando a su autodestrucción”.

El mandatario advirtió también sobre la presencia de bandas criminales que controlan una buena parte del territorio haitiano por lo que señaló que “los haitianos por sí solos no podrán pacificar su país y mucho menos garantizar las condiciones para establecer un mínimo orden”.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com