El líder de la mayoría en el Senado Mitch McConnell declaró el martes que “no hay motivo de alarma” por el hecho de que el presidente Donald Trump, con el respaldo de legisladores republicanos, continúe con su batalla jurídica por el triunfo electoral de Joe Biden, un proceso que podría prolongarse hasta diciembre.

Republicanos en el Capitolio indicaron que están dispuestos a permitir que Trump agote sus recursos legales y acusaciones infundadas de fraude electoral durante las próximas semanas, hasta que los estados certifiquen los comicios a inicios de diciembre y el Colegio Electoral se reúna el 14 de diciembre.

Los comentarios de McConnell demuestran lo mucho que los republicanos se esfuerzan por proyectar el rechazo de Trump a aceptar los resultados electorales como una parte ordinaria del proceso, a pesar de que es algo extraordinario.

No existe evidencia de fraude electoral, y las autoridades estatales afirman que las elecciones se llevaron a cabo sin contratiempos. Sin embargo, las demoras en el proceso podrían alterar las normas cívicas, obstruir la transición de Biden a la Casa Blanca y generar dudas en los sistemas cívico y electoral del país.

Trump continuaba alejado de la vista pública en la Casa Blanca, recurriendo a Twitter para expresar su postura. Sin embargo, la red social no tardó en etiquetar como información cuestionable los tuits del mandatario de que realmente había ganado la elección.

“No es inusual, no debería ser alarmante”, dijo McConnell a los reporteros en el Capitolio. “En algún momento lo averiguaremos, quién fue certificado en cada uno de esos estados, y el Colegio Electoral determinará al ganador. No hay motivo de alarma”.

Los demócratas estaban furiosos y dijeron que McConnell y los legisladores republicanos le tienen tanto miedo a Trump que están dispuestos a arriesgar la tradición de la nación de una transición ordenada.

El líder demócrata en el Senado Chuck Schumer dijo que el mandatario está “socavando la fe en nuestras elecciones”.

Biden, quien respondió a las preguntas de los reporteros en Delaware, dijo que el rechazo del presidente a admitir la derrota es una “vergüenza”.

“¿Cómo puedo decir esto con tacto?”, dijo Biden. “Creo que no ayudará al legado del presidente”.

Biden dijo que entiende la “sensación de derrota” de los votantes de Trump. Pero añadió: “Ellos entienden que debemos unirnos. Podemos sacar al país de esta política de encono”.

Los aliados republicanos de Trump en el Congreso se han negado, en su mayoría, a felicitar a Biden, aunque en privado muchos republicanos dudan que Trump cuente con los recursos legales para cambiar el resultado de las elecciones.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com