Empresas de Comunicación y Tecnología pide reforzamiento de seguridad y verificación por parte de las autoridades

La Asociación de Empresas de Comunicación y Tecnología dice sentirse preocupada ante la alta incidencia del robo de componentes de cobre de las redes de comunicación.

La organización dice que la sustracción de cable dejó sin servicio a casi 35,000 usuarios durante el período de enero a septiembre 2021.

La entidad precisa que esta práctica representa una significativa inversión no planificada para las prestadoras de servicios de telecomunicaciones, con costos que ascienden a RD$49,116,009.69, los cuales incluyen reposición de los activos sustraídos, gastos en seguridad y procesos legales.

“Estos costos afectan negativamente el presupuesto para crecimiento de ese segmento en el país”, afirmó.

La directora ejecutiva de la entidad, Claudia García, señaló que la afectación de los servicios de telefonía e internet impacta a los usuarios no solo en términos económicos, sino en sus actividades personales, laborales y académicas, así como a los sistemas de seguridad de empresas y residencias.

Anunció que, como consecuencia, se imposibilita el funcionamiento de los dispositivos de vigilancia y de alarmas; se pierde la capacidad de recibir o enviar alertas y la capacidad de comunicación por medio de la línea telefónica, además de que las alarmas pueden perder gran parte de sus funciones automatizadas de notificación de alertas, monitoreo remoto o comunicación con la central.

Especificó que estos robos se realizan con la finalidad de vender los cables de cobre como chatarra o metal reciclado en el mercado ilegal, a precios de “burlas”, y en la mayoría de los casos son orquestados por bandas organizadas, cuyo fin es procesar el metal y prepararlo para su exportación a otros mercados en los cuales se vende de forma irregular.

Sostiene que la situación se agrava cuando confunden los cables de cobre con los cables de fibra óptica o híbrido de fibra coaxial, teniendo como consecuencia la afectación de servicio a más 10,000 usuarios en septiembre del presente año.

Destacó la necesidad de reforzar el cumplimiento de las disposiciones de la Ley 110-13 para el comercio, a los fines de que las exportaciones de cobre cumplan con los requisitos establecidos para la comercialización y exportación del metal que garantizan su adquisición es el resultado de transacciones legales.

Manifestó también el robo de combustibles y baterías de las celdas de comunicación, que en el período de enero a octubre de este año representa RD$10.3 millones en 151 incidentes. Este monto agregado al correspondiente al hurto de componentes de cobre genera pérdidas totales que asciende a los RD$59.4 millones.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com