El senador Pedro Catrain informó que ayudará a los pescadores que no estén al día con su documentación para que puedan realizar el procedimiento para poder registrarse y recibir sus matrículas.

En Samaná, la pesca es una práctica común, ya que representa uno de los sectores productivos de la provincia, pero este medio de ingresos es un caos en esta región, es por ello que las autoridades han realizado un llamado a los pescadores de la península para que empiecen a realizar sus registros para organizar la práctica.

Un total de 289 embarcaciones se encuentran sin registro actualmente en la provincia, lo que preocupa a las autoridades, debido a la gran cantidad de barcos pesqueros que no se encuentran matriculados.

Los precios de las matriculaciones varían según el tamaño de la embarcación, en la que una embarcación de 19 pies pagaría RD$2,280 anual.

El capitán de navío de la Armada de la República Dominicana René Columna, enfatizó la importancia de que los pescadores se organicen para tener un control y contrarrestar cualquier irregularidad que se presente en el sector pesquero de la provincia.

Para que los pescadores puedan obtener sus matrículas se les dará un descuento de un 10% a las matriculas menores de cinco años y un 20% a las de más de cinco años, para que todos puedan obtener su registro.

El senador explicó que se les dará una amnistía fiscal a los pescadores, y que los años que tengan no se los van a cobrar.

“Tendremos dos notarios, la oficina senatorial va a aportar dos notarios a los fines de que puedan tener sus documentos regularizados y que ninguna embarcación de toda la costa tan amplia que tiene Samaná, donde la pesca es un componente fundamental para la vida económica en la provincia, que todos estén regularizados y que no haya ningún tipo de problema o ilegalidad”, puntualizó el senador Pedro Catrain.

Los pescadores están dispuestos a colaborar para que el órgano pesquero de la provincia se pueda regularizar, pero también hacen otras solicitudes, tal es el caso de Lucas Buenos, quien representa a los pescadores del municipio de Sánchez, quien manifiesta que este municipio tiene la mayor cantidad de pescadores de la provincia y su preocupación por el uso de la “Licuadora”, por algunos pescadores es esta zona.

“La licuadora está acabando con la fauna marina, es un artefacto que pasa y destruye todo. Ha acabado con la producción de marisco en Sánchez, por lo que le pedimos ayuda a los organismos competentes, puesto que, este es el organismo de riquezas de Sánchez”, cuenta Bueno con mucha preocupación.

Otro que también tiene sus inquietudes es Juan Carlos Rijos, quien representa a los pescadores de Santa Bárbara, el cual también reclama el tiempo de entrega de los despachos en la comandancia, debido a que se toman horas para la entrega de dichos permisos, por lo que pierden mucho tiempo para ir a laboras,

Además, hace un llamado acerca del uso de los “chinchorros”, para que las autoridades también le pongan atención al uso de esta herramienta que emplean algunos pescadores.

Los pescadores también solicitan la instalación de una fábrica de hielo en la zona, ya que la más cercana está en Nagua, y un subsidio para el combustible.

Entre las especies que los pescadores más atrapan están Colirubia, Dorado, además de camarones.

Las autoridades esperan que todas las embarcaciones de la zona se acojan al proceso de matriculación, para que este sector pueda organizarse y regularizar su estatus.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com