Varios senadores coincidieron en que es preferible establecer los controles necesarios para evitar la entrada de haitianas embarazadas, y no sacarlas luego de que éstas asisten a los hospitales de la República Dominicana para dar a luz a sus hijos.

La reacción se da a raíz de que la Organizaciones las Naciones Unidas (ONU) hizo un llamado a la nación dominicana este martes, para que suspenda las acciones que atenten contra los derechos humanos de la población haitiana, en especial las deportaciones de mujeres embarazadas.

Dionis Sánchez, senador de la fronteriza provincia de Pedernales, llamó a tener cuidado con el manejo que se da a la frontera, para impedir que los haitianos penetren a territorio dominicano.

“En cuanto ir a buscar las parturientas a un hospital… eso no está bien. Usted puede ir buscarlas en su casa, porque cuando una persona va a un hospital es porque está enfermo”, sostuvo el legislador.

Indicó que los derechos humanos deben ser salvaguardados en cualquier parte del mundo y en cualquier circunstancia.

Expresó que, a Naciones Unidas se le fue la mano al hacer esos senalameintos, cuando en lo que realmente debe insistir es para que se resuelva la crisis allá en Haití, independientemente de que tenga razón con el tema de la embarazadas.

Asimismo, el senador de la provincia El Seibo y vicepresidente del hemiciclo, Santiago Zorrilla, entiende que una mujer embarazada no debe sacarse de un hospital para ser deportada, porque se ponen en riesgo dos vidas.

“Tenemos bastantes ciudadanos ilegales en la República Dominicana, de todas las naciones, con los cuales podemos empezar a hacer respetar nuestro territorio”, refirió.

Recordó que los problemas que ocurren en la frontera deben ser controlados en esa misma zona, porque los haitianos no llegan al país en avión, lanchas, ni barcos; sino, a pie por la frontera.

También, el senador Franklin Romero no cree que el país esté violando ningún acuerdo como dice la ONU.

Dijo que se deben evaluar los acuerdos internacionales para certificar la veracidad de las acusaciones que hace la ONU.

De su lado, la ONU manifestó que las acciones que lleva a cabo el país incumplen el proceso establecido en los protocolos nacionales y las convenciones y estándares internacionales.

En un comunicado, dejó saber su “preocupación” por la detención y deportación de mujeres embarazadas que buscaban o incluso ya recibían atención en centros de salud y hospitales en varias regiones del país.

Estas acciones, subraya el comunicado, “ponen en riesgo la integridad física y la vida” de estas mujeres e incumplen el proceso establecido en los protocolos nacionales y las convenciones y estándares internacionales sobre deportaciones de migrantes.

“El Sistema de Naciones Unidas hace un llamado a las autoridades del Estado, encargadas de aplicar las decisiones tomadas por el Consejo Nacional de Migración, a prevenir y suspender las acciones que atenten contra los derechos humanos de la población haitiana, y a restablecer el respeto por la dignidad humana en la aplicación de sus políticas migratorias y de seguridad”, indica el comunicado.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com