Fueron sepultados este miércoles en el cementerio municipal de Moca, provincia Espaillat, los restos de la niña de ocho años que resultó muerta durante un tiroteo entre bandas rivales que se disputan el control de la venta de drogas, en el sector Sal Si Puedes.

Mientras daban cristiana sepultura a Adrielis Tapia Ojeda los familiares y vecinos clamaban justicia por ese crimen.

“La muerte de la niña mía no se puede quedar impune, como han quedado muchos casos”, externó el abuelo de la menor, Julio Ojeda.

Fátima Germosén, residente en el sector, pidió a las autoridades actuar con la misma eficacia que lo hacen cuando se trata de un caso que involucra personalidades de la vida pública.

Juan Comprés, coordinador del movimiento popular los Peregrinos de Moca, clamó a las autoridades policiales y del Ministerio Público a implementar acciones preventivas para proteger las vidas de los munícipes.

A los actos fúnebres, realizados en la humilde vivienda de los padres de la niña, Yinet Ojeda y José Antonio Tapia (Omary), decenas de personas del barrio acudieron a ofrecer sus condolencias.

Presuntos pistoleros

La Policía Nacional identifica a los presuntos autores solo con los apodados “Orlandito”, “Víctor”, “Nuno”, “Michael”, “Tontón”, “Ángelo”, “Robert”, “Luis José”, “Chilo” y “Medicina”.

La uniformada asegura que ese grupo hizo los disparos, cuya bala alcanzó el abdomen de Adrielis Tapia Ojeda, ocasionándole la muerte.

Durante la balacera también resultaron heridos Juana Pérez Peralta, en la pierna izquierda, y José Alberto Tapia Rodríguez, en la pierna derecha.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com