Si estás iniciando una dieta o ya estás realizándola, seguramente más de una vez te habrás visto ante la tentación de un picoteo. Posiblemente no se trate de hambre, sino de ansiedad. Por eso, aquí te damos algunos consejos para que no caigas en estas tentaciones.

No aplaces los inicios. Muchas personas caen en la trampa al decir “inicio el lunes” o “mejor mañana”. No se trata solo del lunes o de mañana, deberás comer saludable siempre así que ¿por qué no inicias hoy directamente?

¡Elabora tus propias comidas! Es verdad, a veces parece que no tienes tiempo, pero realmente se trata solamente de organizarte. Al elegir tus recetas y tus ingredientes, te aseguras de que la comida sea fresca y saludable. Si te organizas con tu menú y con tus compras, ya sabrás qué y cuándo comprarlo. ¡Y además ahorrarás dinero!

¡No te prohibas los alimentos! Esto es una de las peores cosas que puedes hacer. No te reprimas, porque tu cabeza no dejará de pensar en ello. Date un gusto, siempre con moderación, pero no se trata de que dejes de comer lo que te gusta.

Ten a mano tus recompensas emocionales. Hay alimentos ligeros que son muy ricos y saludables como pueden ser los batidos de fruta fresca y avena.

¡Entrena! Pero no solo por entrenar o ir al gimnasio 3 días puedes comer lo que quieras. Se trata de tener moderación con la cantidad de grasas y calorías y el ejercicio que realizas.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com