Las paredes blancas quedan muy lindas, ¿verdad? Pero más de una persona debe temer la aparición de manchas. Dependiendo de qué tipo de mancha estemos hablando, el material y la pintura que se haya usado, se puede quitar de diferentes maneras ¡Mira!

¿Qué pasa si tus niños manchan las paredes con crayones, lápices o bolígrafos? Aunque no lo creas, es muy efectivo el borrador mágico. Primero debes sacudir la superficie, con un plumero o un trapo seco. Luego debes aplicar el borrador, limpiando con movimientos circulares y repasando en las zonas que lo precises. Luego, para enjuagar, mezcla un limpiador multiusos suave con agua tibia y limpia todas las paredes de abajo hacia arriba para luego secar con un paño suave.

Para aquellas paredes blancas sucias de humo y grasa, como pueden ser las paredes blancas con pintura aceitosa, puedes usar vinagre, jabón y agua. Con una preparación de jabón detergente y vinagre a partes iguales y una esponja, limpia las paredes desde abajo hacia arriba para evitar nuevas manchas. Luego, humedece una esponja limpia en agua tibia y repasa todo, secando con un paño limpio.

Para las paredes blancas en seco, primero debes eliminar polvo y mugre con trapos y plumeros. En este caso, esto deberías hacerlo periódicamente para evitar que proliferen las manchas. Cuando vayas a hacer una limpieza profunda, al menos una vez cada 15 días, usa una aspiradora para eliminar los rastros que hayan podido quedar y luego repasa con un trapo seco y limpio.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com