El tumulto que ayer se formó en la estación María Montez, con la entrada de usuarios de la línea 2 del Metro de Santo Domingo, este miércoles no se repitió debido a la agilidad con que se exigía la tarjeta de vacunación del COVID-19 y la cédula de identidad a los pasajeros.

Desde tempranas horas de la mañana la situación era normal, contrario al día anterior cuando una multitud irrumpió en la estación para abordar los trenes y trasladarse a sus centros de trabajo, estudios y diligencias.

La situación se creó en esa estación debido a que el personal que exige los documentos no lo hacía con la celeridad que demanda ese tipo de sistema. Fue en la única estación donde se originó el inconveniente.

Diario Libre estuvo en la estación desde temprano y confirmó que el proceso de abordaje al metro se realizaba con la fluidez acostumbrada. Ayer, la situación fue caótica desde las primeras horas del día hasta la media mañana debido a la cantidad de personas que rodeaba la estación con la intención de entrar al sistema.

Los militares encargados de la seguridad hasta cerraron las puertas debido a que la gente estaba desesperada por trasladarse, pero muchos no querían someterse al registro para saber si tienen su tarjeta de vacuna como exige el protocolo.

Las autoridades del metro informaron que continuarán exigiendo la tarjeta y la cédula a la entrada del sistema para garantizar la salud de los usuarios como lo exige el Ministerio de Salud Pública.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com