El hallazgo en unos matorrales del cuerpo sin vida de la adolescente de 17 años, Cruz Snaiderlin Dadus Poché (Yeilin), ha causado consternación en el municipio Comendador de la provincia Elías Piña, al tiempo que familiares de la víctima piden la pena máxima para el responsable del crimen.

Aracelis Poché Sánchez, tía de la hoy occisa, dijo esperar que se haga justicia y que el caso no quede impune, solicitando a la vez 30 años de cárcel para el acusado.

“Seguimos confiando en la justicia para que sea castigado con todo el peso de la ley, porque él con cárcel no paga lo que él le hizo a mi sobrina, ni siquiera con la cárcel”, manifestó la dama.

Sostuvo que está a la espera de los resultados del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) para saber cómo fue la muerte de su sobrina, quien fue reportada desaparecida por sus familiares el pasado 2 de octubre.

La adolescente Cruz Snaiderlin Dadus Poché estaba en el bachillerato y su sueño era ser agente policial, detalló la tía.

“Ella estaba cursando el cuarto de bachillerato y quería ser agente policial, eso era lo que ella me decía y ese desalmado le truncó sus sueños”, manifestó.

Poché Sánchez informó a Diario Libre que fue el propio acusado del crimen, Juan Félix Ubrí (Caputo), quien habría llevado a las autoridades al lugar de la comunicad El Pino, Elías Piña, donde estaban los restos de la adolescente.

https://cdn.jwplayer.com/players/DCdTW6hB-ayUkKVAz.js

Agregó que el lugar donde fue encontrado el cadáver está a unos 10 minutos de la casa donde vivía la adolescente junto a sus familiares.

La tía de la víctima asegura que Félix Ubrí, quien cumple cuatro meses de prisión preventiva, fue la última persona con quien la joven tuvo una conversación por WhatsApp, la noche antes de desaparecer.

Dijo que al salir de su casa, la adolescente dejó su celular y que al desbloquearlo hallaron una conversación “comprometedora” con el acusado, quien es vecino de los familiares.

De acuerdo con la conversación, el hombre le pedía a la adolescente que acudiera a su residencia ya que él le prometió un celular, marca iPhone, y se lo entregaría esa noche, indicó la señora.

“Mi loca, muévalo antes de que llegue Ángel, no quiero que nadie se la lleve que fui yo que te regalé ese celular iPhone, entiende”, dice la conversación que supuestamente tenía la adolescente con el hombre.  

El hecho ocurrió en el barrio Galindo, del municipio Comendador y cuando la adolescente fue reportada como desaparecida sus familiares habían dicho que había sido vista por última vez el pasado domingo 2 de octubre, a las 10:45 de la noche.

En tanto que el cadáver de la adolescente fue encontrado a la 1:00 de la madrugada de este martes en unos matorrales de la comunidad El Pino, Elías Piña, próximo a una bomba de combustible.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com