La Temporada Sinfónica exaltó la inmortal obra del compositor, director de orquesta, pianista y profesor de piano alemán, Ludwig van Beethoven.

“Solo Beethoven” fue el nombre del sublime concierto sinfónico que tuvo lugar en la Sala Carlos Piantini del Teatro Nacional la noche de este miércoles 6 de octubre con la participación de los músicos de la Filarmónica de Berlín, quienes se presentaron por primera vez en la Sala Principal del Teatro Nacional Eduardo Brito.

En la gala, los violinistas Alessandro Cappone, Eva-Maria Tomasi, Christoph Streuli y Anna Mehlin, junto al chelista Christoph Igelbrink y el violista Ulrich Knörzer, miembros invitados de la Filarmónica de Berlín, se unieron a la Orquesta Sinfónica Nacional, bajo la dirección de su titular, el maestro José Antonio Molina.

En el aforo a casa llena y con los debidos protocolos sanitarios fue notable la presencia de muchos nacionales alemanes que se mostraron encantados al escuchar las notas de los creadores más importantes de la historia de la música nacido el 16 de diciembre de 1770 y fallecido en Viena, Austria, el 26 de marzo de 1827.

El Ministerio de Cultura, la Embajada de la República Federal de Alemania en el país, la Fundación Sinfonía y la Orquesta Sinfónica Nacional organizaron el concierto como parte de la Temporada Sinfónica.

Invitados

Allí se encontraban la ministra de Cultura, Carmen Heredia de Guerrero; Volker Pellet, embajador de la República Federal de Alemania; Margarita Miranda de Mitrov, presidenta de la Fundación Sinfonía.

Otros invitados fueron el poeta y vicepresidente ejecutivo de Relaciones Públicas y Comunicaciones del Grupo Popular, José Mármol, el fundador y Chairman of the Board de Grupo Punta Cana, Frank Rainieri, los historiadores Bernardo Vega y Mu-Kien Adriana Sang, entre otras personalidades.

Composiciones interpretadas

Por una hora, el concierto sinfónico elevó al genio Beethoven tocando únicamente sus clásicos.

El repertorio consistió en una interpretación del Concierto para violín y orquesta en Re Mayor, Opus. 61 con la violinista alemana Anna Mehlin como solista invitada, quien estuvo al lado del director de orquesta, el maestro Molina.

Se interpretó la Sinfonía no. 3 en Mi Bemol mayor, opus. 55, también conocida como “Sinfonía Eroica”.

Anna Mehlin recibió aplausos por la destreza con su instrumento en la parte del concierto para violín y orquesta en re mayor, opus 61i.

Se tocaron las sinfonías Allegro ma non troppoII, LarghettoIII, Rondo.

Allegro con brioII. Luego Marcia Funebre: Adagio assaiIII.

Scherzo: Allegro vivace IV y Finale: Allegro molto.

Por una hora, las piezas de Beethoven encantaron a la audiencia. Al final de la función el público dio aplausos de pie a la orquesta.

“Un sueño anhelado por mucho tiempo se hace realidad hoy”, expresó el embajador alemán Volker Pellet, acompañado de Margarita Miranda Mitrov.

Sobre la Filarmónica de Berlín

Iniciado en 2002 por Alessandro Cappone, el conjunto nació de la idea de tocar música de cámara en las distintas formaciones junto a colegas filarmónicos.

Su gira fundacional llevó al Capriccio Filarmónico con Alessandro Carbonare, clarinetista principal de la Orquesta de la Academia Nacional de Santa Cecilia de Roma, por toda Italia.

Se celebraron otros conciertos en Italia, Austria (entre otros el Festival de Pascua de Salzburgo), Suiza y Berlín.

El repertorio del Capriccio Filarmónico incluye obras desde el dúo hasta el octeto.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com