El pleno de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) celebró este jueves la primera juramentación presencial de abogados después de casi dos años de no realizarse por la pandemia.

La juramentación se llevó a cabo en una ceremonia en la que quedaron hábiles para ejercer el derecho 258 profesionales de todo el país. 

Durante una audiencia dedicada a la trayectoria de juezas y exjuezas destacadas de la SCJ y presidentas de Cortes de Apelación; el presidente del Poder Judicial, Luis Henry Molina Peña, instó a los presentes a trabajar por una justicia al día. 

Al referirse a las magistradas destacadas en la judicatura de la República Dominicana, manifestó que “esas mujeres honraron y honran con su trabajo al Poder Judicial y la vida jurídica. Sus aportes al derecho y a la judicatura son elocuentes, están más vivos que nunca y proyectan ir en aumento constante”. 

A la vez, destacó la labor de las magistradas como un ejemplo de lucha por la justicia y la garantía de los derechos de las personas. 

También dijo que la violencia real y simbólica que sufren las mujeres es una desgracia, pero que estas magistradas han sabido llevar adelante sus carreras a pesar de los obstáculos que la sociedad y el sistema les imponen.  

“Quiero aprovechar la fecha de hoy para ponderar la labor de las mujeres en el Poder Judicial y ante el sistema de justicia. Una labor que ha encontrado barreras históricamente. La primera mujer que se graduó de Derecho en nuestro país fue impedida de ejercer por la soberbia misógina del dictador Trujillo”, agregó.

“Y así se inicia una carrera de obstáculos en donde las mujeres han tenido que enfrentar todo tipo de discriminación, límites de entrada y avance. Formas sutiles de exclusión y otras muy concretas han marcado su paso por la historia del Poder Judicial”, indicó el magistrado. 

Exhortó a los juramentados a imitar el ejemplo y conducta de esas juezas, llevando su honorable ocupación de abogados y abogadas por senderos de dignidad y justicia social. 

El magistrado Henry Molina rememoró que, en el pasado de oscuridad, la presión para obtener sentencia favorable llegó a impedir a una magistrada entrar a su despacho, y otras encontraron exigencias indecorosas para lograr ascensos que por derecho les correspondían, “y así un sinnúmero de injusticias que, paradójicamente, se daban en la Justicia”.  

Reconocimiento

Las exjuezas de la Suprema que fueron distinguidas son las magistradas: Eglys M. Esmurdoc Castellanos, Enilda Reyes Pérez, Sarah I. Henríquez Marín, Esther E. Agelán Casasnovas, Miriam Germán Brito, actual procuradora general de la República, y póstumamente Margarita A. Taveras, Ana Rosa Bergés Dreyfous y Martha Olga García. 

Las expresidentas de Cortes de Apelación y sus equivalentes son: Alba Burroughs Labort, Banahí Báez Pimentel de Geraldo, Violeta Pantaleón, Marcelina Hernández Japa, y Engracia Velásquez Fuentes, la magistrada Fanny Cervantes, recientemente fallecida, y Olga Herrera Carbuccia, primera dominicana en llegar a la Corte Penal Internacional que hizo carrera en la Justicia dominicana. 

Juezas presidentas activas de Cortes de Apelación y sus equivalentes fueron: Guillermina Marizán Santana, Yadira De Moya Kunhardt, Elena Berrido Badía, Rosa Rodríguez Nina, Francisca García, Altagracia Uffre, Catalina Ferreras Cuevas, Martha Díaz Villafaña, Delfina De León Salazar, Maritza Suero Sención, Arleny Cabral Then.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com