Tony La Russa había reventado un neumático de la Lexus gris que conducía, al impactar un bordillo en febrero, un percance que causó que el vehículo emitiera humo y derivó en que se arrestara al actual manager de los Medias Blancas de Chicago por conducir ebrio.

La información figura en una declaración jurada ante el Departamento de Seguridad Pública del estado de Arizona.

A finales de octubre, la fiscalía del condado de Maricopa acusó a La Russa. Los análisis realizados la noche del arresto mostraron que su nivel de alcoholemia era de ,095 —por encima del límite legal de 0,8.

La Russa se ha declarado inocente. Las noticias de su arresto se conocieron el lunes, y más detalles surgieron el martes.

Un agente encontró a La Russa parado junto a su camioneta deportiva y le preguntó qué había ocurrido, antes de solicitarle su identificación. El agente dijo que La Russa buscó en su bolsillo posterior, sacó mucho dinero en efectivo y buscó su licencia de automovilista de California entre los billetes y algunas tarjetas de crédito.

El agente reportó que detectó cierto olor a alcohol en La Russa, quien había cenado con algunos amigos de los Angelinos de Los Ángeles. Decidió ponerlo bajo custodia tras realizarle una prueba de sobriedad.

La declaración jurada indica que, al comienzo, La Russa se negó a proporcionar muestras de sangre u orina, al señalar que no confiaba en las pruebas. Los agentes obtuvieron dos tubos de ensayo con sangre, tras la emisión de una orden judicial.

De acuerdo con ESPN, que obtuvo un informe detallado de lo ocurrido, La Russa pareció incoherente por momentos y mencionó que era miembro del Salón de la Fama, además de expresar su desconfianza por los análisis de alcoholemia.

La prueba de aliento tomada en el lugar de la detención mostró un nivel de alcohol en la sangre de 0,90. Y cuando La Russa era llevado a la parte posterior de un vehículo policial, mostró un anillo y dijo al agente: “Soy un miembro del Salón de la Fama del Béisbol”.

Scott Reifert, vocero de los Medias Blancas, dijo el lunes que el equipo estaba al tanto del arresto a finales del mes pasado, cuando decidió contratar a La Russa, de 76 años.

El equipo no emitió más comentarios sobre el tema el martes. Lawrence Kazan, abogado de La Russa, no devolvió mensajes que solicitaban sus declaraciones.

La Russa es el manager de más edad en las Grandes Ligas. Le sigue Dusty Baker, piloto de Houston, quien tiene 71 años.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com