Temístocles Montás, presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), aseguró que esa organización “se fortalece” tras cada renuncia “por su efecto unificador”.

Montás, al aludir las salidas del partido algunos miembros, manifestó que el PLD ha costado mucho sacrificio a hombres y mujeres que hoy han encanecido, pero que ha pesar de ello, se mantiene el legado boschista y su organización como “instrumento de lucha para “hacer avanzar al país”.

En ese orden, dijo que la temática de la lucha contra la pobreza alcanzó categoría estatal durante gestiones peledeísta y que si hoy el tema de la pobreza es medular en las políticas públicas en República Dominicana, “eso se debe al Partido de la Liberación Dominicana”.

El dirigente político hizo un recuento de la trayectoria del PLD próximo a cumplir los 47 años de fundación, en el contexto de una asamblea provincial celebrada en Santiago de su comisión organizadora del IX congreso ordinario José Joaquín Bidó Medina.

Recordó que tras las elecciones de 1978, una parte importante de los dirigentes renunciaron al PLD, incluyendo al secretario general, “y que con el tiempo quedó demostrado que los que así actuaron perdieron el sentido histórico”.

Agregó, de acuerdo con un comunicado de prensa, que ese mismo año fue celebrado el primer congreso ordinario que “fortaleció” las estructuras peledeístas, al extremo de que para las elecciones de 1982, del 1 % del electorado, se pasó al 10 %.

Además, dijo que en 1984 hubo otra renuncia de una parte importante de la dirección política y en esa ocasión también se marchó el secretario general, con el mismo argumento de que “el PLD no tenía razón de ser”. Y que en los comicios de 1986 el PLD duplicó su votación.

“Para mi es motivo de satisfacción decir aquí en Santiago que recuerdo con cariño cómo de esos siete primeros legisladores que sacó el Partido de la Liberación Dominicana había dos compañeros de aquí: el compañero Ramón Ventura Camejo y el compañero Monchy Fadul”, indicó Montás al exclamar que dicha provincia ha jugado roles estelares en la historia de esa organización política.

Subrayó que hacía referencia a dichos aspectos históricos para que los actuales peledeístas valoren la presente coyuntura, y que el PLD se fortaleció haciéndole oposición al Partido Revolucionario Dominicano (PRD) en sus gestiones 1978-82 y 1982-86.

“Recuerden que en el año 1978, cuando el PRD llegó al poder, teníamos el 1 %, cuando el PRD salió del gobierno en el año de 1986 el PLD tenía ya casi el 20 % de los votos”, acotó Montás al ponderar que se tenía la posibilidad de alcanzar el poder en las elecciones a celebrarse cuatro años más tarde en 1990, pero que les “quitaron” esas elecciones.

Precisó que eso fue motivo de más problemas intrapartidarios porque en 1992 otra parte importante del la dirección política abandonó las filas y que entonces el argumento fue que “el PLD había dejado de ser lo que era”.

Al respecto, dijo haber conversado con su compañero y expresidente de la República Danilo Medina y estar convencido de que las renuncias de 1992 posibilitaron el triunfo de 1996.

“He dicho que si esos compañeros se hubiesen quedado en el partido hubiesen sido obstáculos para la victoria electoral del año 19996. El PLD salió unificado en esos momentos”, recalcó.

Reiteró que en esta oportunidad sucederá igual porque el PLD “cuenta con el liderazgo y los métodos que favorecen sus renacer en momentos difíciles y que la confianza del pueblo le harán ponerse a la cabeza de su defensa, en una gestión de gobierno de mucha espuma y poco chocolate”.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com