Cuando tu dieta no es la correcta, todo tu organismo se ve afectado. No se trata solamente de observar el peso, sino de la salud integral. Y cuando hay algún problema, el cuerpo entrega diferentes señales. Por eso, te indicamos a qué debes prestarle atención.

Si sientes somnolencia o cansancio constante, puede deberse al consumo en exceso de carbohidratos y azúcares. Posiblemente un nutricionista te recomiende reducir la ingesta de arroz blanco, productos procesados y pasta para sustituirlos por frutos secos y frutas.

El cabello también puede darte alertas. Si notas una pérdida inexplicable, puede deberse a un déficit en calorías y proteínas, pero también de hierro, ácido fólico o vitamina E. El mínimo de proteínas para un adulto saludable es de 0,8 gramos diarios. También puede ser un indicio si notas la piel seca o apagada.

Si vas muy seguido al baño, puede deberse a una dieta en exceso de azúcar. Es que los niveles altos de glucosa, se dañan los vasos sanguíneos de los riñones y esto provoca una necesidad casi irrefrenable de orinar. No está relacionado en este caso con el consumo abundante de azúcar.

Por último, si sientes frío constante esto puede estar relacionado con un mal funcionamiento de la glándula tiroides, provocado por una dieta baja en hidratos de carbono. En este caso, necesitarás incluir carbohidratos complejos como la pasta o el pan integral.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com