La clara de huevo es ese contenido de apariencia gelatinoso que, si se analiza podría pasar como insípido; sin embargo, en ella hay múltiples beneficios para la salud y la belleza, gracias al alto contenido de proteínas, magnesio y potasio que posee.

No obstante, las cualidades de la albúmina, como se le conoce en el mundo científico; son amplias, por lo que alcanzan a dar salud y hermosura a la piel. Es antiinflamatoria, astringente y descongestiva, funciones que favorecen a la apariencia de tu rostro.

Para la iluminación y desinflamación del área de los ojos, solo debes batir un poco la clara de huevo, humedecer la yema del dedo anular en él, aplicar en movimientos bordeando el ojo y dejar secar. Luego retira con abundante agua.

Una piel hidratada y nutrida es una piel que promete ser hermosa. Por lo que los usos habituales de mascarillas a base de clara de huevo podrían suplir ambas funciones. Si te animas a usarla, te recomendamos mezclarla con miel de abeja.

Es una mascarilla sumamente económica que te evitará la aparición de los odiosos granitos que nos arruinan el día que aparecen. Para hacer uso de este beneficio es necesario que al menos una vez a la semana coloques clara de huevo sobre la piel limpia y seca, deja que seque y retira levantando la piel que se forma.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com