Acompañados de panderetas, cornetas, güiras y tamboras, diversas organizaciones marcharon al Congreso Nacional en contra de la violencia física, sexual, psicológica e institucional hacia las mujeres.

Bajo las consignas “El Congreso opresor es un macho violador”, “Hermanas Mirabal, orgullo nacional” y “Las causales van en el Código Penal”, decenas de personas se manifestaron este 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, con el objetivo de visibilizar una serie de demandas que propugnan por una vida libre de violencia en República Dominicana.

“La principal obligación del Estado es garantizar derechos y en este momento nos los están negando”, afirmó la activista Gildalina Tatén Brache.

“Es increíble que el Congreso Nacional siga sin reconocer que las mujeres nacimos libres e iguales en dignidad y derecho y sigan pretendiendo tomar las decisiones que nos corresponden”, añadió Tatén.

Por su lado, Lourdes Contreras, del Foro Feminista, entiende que es fundamental reforzar el sistema educativo integral y mejorar las acciones del sistema judicial.

“Ha habido un incremento de un 19.6% de los feminicidios, un indicador de que no se están aplicando las políticas de prevención”, afirmó.

La movilización, realizada en conmemoración del 61 aniversario del asesinato de las hermanas Mirabal, inició a las 10:00 de la mañana en la avenida Enrique Jiménez Moya, esquina avenida Mirador Sur y culminó con una concentración en la Plazoleta del Congreso Nacional.

A su llegada al Congreso, la activista Juana Ferrer hizo lectura de un manifiesto, el cual fue recibido por la diputada Magda Rodríguez, miembro de la comisión de genero de la Cámara de Diputados.

Rodríguez dijo que “tiene que haber igualdad y el Estado y las leyes no pueden ser diferentes para hombres y mujeres”.

El manifiesto incluye, entre otras demandas, la despenalización del aborto en las tres causales, la reincorporación en el Código Penal de la protección ante la discriminación por orientación sexual e identidad de género y toda violencia basada en género. Además, que se apruebe la Ley Orgánica Integral contra la Violencia, “que tiene años engavetada en el Congreso”.

Exigieron también el cese de la detención arbitraria e inhumana, así como la deportación y separación familiar de mujeres migrantes haitianas embarazadas.

Las organizaciones convocantes fueron la Coalición por la Vida y Dignidad de las Mujeres, Foro Feminista Magaly Pineda, Instituto Género y Familia de la UASD, la Confederación Nacional de Mujeres del Campo (Conamuca), Círculo de Mujeres con Discapacidad (Cimudis), Unión Democrática de Mujeres (Udemu), Núcleo de Apoyo a la Mujer (NAM), Movimiento Feminista Hermana Mirabal, Centro de Solidaridad para el Desarrollo de la Mujer (CE-Mujer) y CLADEM RD.

También, el Movimiento Apoyo 3 Causales, Rdesdetodes, Tertulia Feminista Magaly Pineda, Junta de Mujeres Mamá Tingo, Transsa, ASA, ReVASA, IURA, y Cotravedh, la Asociación de Trabajadoras del Hogar, UNISIMAS, Asociación de Mujeres Técnicas (Amutec), Cambiemos , Centro de Investigación para la Acción Femenina (Cipaf), Alianza Cristiana, Católicas por el Derecho a Decidir RD, Federación de Mujeres de Cambita, y el Movimiento de Mujeres Dominico-Haitiana (Mudha) entre otras.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com