Colores vibrantes sobre fondos negros, flores grandes, patchwork y tapices vintage son los protagonistas de la nueva propuesta que trae Desigual de la mano de Christian Lacroix, a modo de que llenemos de flores y energía positiva este otoño atípico que nos toca vivir.

Aunque en 2019 Lacroix decidió tomar un descanso en el mundo de la moda para dedicarse a la ópera y el teatro, desde hace nueve años se ha mantenido muy activo lanzando colecciones para la firma española. Pronto celebrará 10 años de colaboración con Desigual, y qué mejor manera de hacerlo que trayéndonos una colección que evoca una eterna primavera.

Hay piezas para todos los gustos. Desde vestidos largos y cortos para las que prefieren anteponer su feminidad dondequiera que vayan, hasta blusas de seda, pantalones campanas y chaquetas, ideales para un look más formal e imponente. Como todas sabemos que ningún atuendo está completo sin accesorios, desde la firma también nos presentan diversos bolsos, una mochila y, lo que ahora no puede faltar en nuestros días, una mascarilla protectora a juego con las piezas de la colección.

Como muestra de que se trata de una propuesta atemporal, el propio Lacroix ha decidido reunir a tres modelos de generaciones distintas para dar cara a la colección: Anh Duong, a quien el artista tenía en mente al diseñar sus colecciones couture; Vlada Roslyakova, quien fue su última ‘bride’ en julio de 2009, con un vestido inspirado en la Macarena que cierra su carrera como modisto; y Nyarach Abouch, su nueva musa.

El diseñador francés explica: “No se trata de una cuestión de edad, nacionalidad, temporada, día o noche. Se trata de placer, encanto, alegría de llevar algo que amas porque se adapta a ti, no solo a tu cuerpo y silueta, sino a tu personalidad y ánimo sin importar el momento del año y siempre fácil de llevar”.

Leave a Reply

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com