Vecinos de varias torres de Piantini demandaron este miércoles la intervención de las autoridades del Ministerio de Medio Ambiente y municipal, debido a que no pueden vivir en paz por los ruidos que causa la construcción del edificio “Word Trade Center Santo Domingo”, segunda etapa Blue Mall, en el que aseguran que se trabaja fuera de los horarios establecidos por Ley 64-00 de Medio Ambiente.

Explicaron que varias veces a la semana los trabajos se extienden hasta altas horas de la noche y se escuchan ruidos metálicos que afectan la salud mental de las familias que viven en la zona, así como máquinas excavadoras y camiones que entran y salen del lugar.

Los vecinos de las torres comprendidas en el perímetro entre las calles Freddy Prestol, Héctor Incháustegui Cabral, José María Escrivá y Manuel de Jesús Troncoso enviaron cartas conteniendo la denuncia al Ministerio de Medio Ambiente y a la Alcaldía del Distrito Nacional, exponiéndole la situación violatoria a las leyes 64-00 de Medio Ambiente, la 287-04 de Prevención, Supresión y Limitación de Ruidos Nocivos y Molestosos que Producen Contaminación Sonora, así como la 675 sobre Urbanizaciones y Ornato Público.

Los responsables de la obra fueron notificados mediante acto de alguacil 366 de este año a fin de que corrijan la problemática, pero no ha sido posible.

Explican que además de los ruidos que tiene que soportar en las horas permitidas por ley, son sometidos a alteraciones de su paz los días no laborables, como ocurrió el domingo 5 de septiembre, que iniciaron los trabajos a las 7:45 de la mañana y concluyeron a la 1:00 de la madrugada.

“Varios de los residentes llamaron al 9-1-1 para reportar el ruido y el cierre de acceso de los vehículos a la calle Freddy Prestol Castillo y cuando el 9-1-1 se presentó, los encargados de dicha construcción mostraron un permiso de la Alcaldía del Distrito Nacional, con lo cual el 911 se retiró, nos preguntamos ¿cómo erogaron un permiso para trabajar domingo sin considerar a los vecinos?”, expresaron los afectados en cartas enviadas a Medio Ambiente y a la Alcaldía del Distrito Nacional.

Informaron que aparte de los ruidos de las maquinarias, los trabajadores forman tertulias y se colocan frente a las entradas de las torres a comer y descansar, invadiendo la privacidad de los residentes. Otro de los problemas es que en el área donde trabajan las aceras están sucias, con botellas plásticas y envases para comida y parte de la calle tiene hoyos donde colocan los camiones.

“Los vehículos de los trabajadores de Blue Mall y empleados de la obra han monopolizado ambos lados de la calle creando un caso constante de tapotamiento en la zona”, indicaron.

Diario Libre requirió la posición del Ministerio de Medio Ambiente, pero no se ha ofrecido ninguna respuesta.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com