Cuando creía sus esperanzas perdidas, una luz caritativa iluminó el camino de María Guadalupe Espinosa García, una joven de apenas 18 años, que a pesar de su corta edad ha pasado diversas precariedades juntos a sus dos hijos.  

Tras darse a conocer a través de Diario Libre la situación precaria en la que vivía, cerca de una montaña en el barrio Flor de Liz II en Villa Altagracia, el Ministerio de la Vivienda y Edificaciones construyó en tan solo 17 días un techo digno para que la joven pudiera estar más segura.

A pesar de que la pobreza ha marcado parte de su trayecto de vida, y el sufrimiento que pasó por el abandono de los padres de sus hijos, apuesta y confía en que este sueño será el inicio de nuevas oportunidades positivas, no solo para ella, sino también para su familia.

Manifestó que en menos de un mes su vida, que estaba en “blanco y negro”, tomó otros matices gracias a las bendiciones e intenciones de múltiples personas, las cuales surgieron a raíz de darse a conocer su caso. 

“De ahora en adelante lo importante es buscar la forma de estudiar y buscar un trabajo para poder mantener a mis hijos y demostrar que puedo crecer”, dijo María Guadalupe durante la entrega de su vivienda.

Vivía en una casita de hojalata vieja con sus dos pequeños, Isaac, de tres meses, y Jazmín, de dos años. El piso era de tierra, el cual se enlodaba con solo caerle una gota de agua, no contaba con muebles y solo tenía dos sillas plásticas. 

María Guadalupe no tenía las mínimas condiciones para vivir. Ahora cuenta con un techo íntegro, tres camas, dos abanicos, nevera, estufa, tanque de gas, licuadora, vajilla y un baño completo, ya que antes tenía que trasladarse a la casa de un familiar para poder hacer sus necesidades.

Hace pocos días la joven tenía que dormir en una cama casi podrida, debido a que cuando llovía el agua la empapaba, y su nevera era solo un caparazón sin puerta, ni motor. La casa tenía el zinc oxidado y la madera podrida, lo que permitía que entrara todo, dependiendo de las condiciones del tiempo.

Además de la vivienda que recibió de parte del Mived, el Plan Social facilitó varias fundas con alimentos esenciales para que María Guadalupe pueda tener que comer y dar a sus hijos por unos días.

Su abuela llora de felicidad 

Su abuela, Santa Isabel Álvarez, había manifestado a Diario Libre que “llevaba a su nieta e hija colgada del alma” porque siempre había vivido con muchas necesidades.

Este jueves lloró de emoción al saber que su nieta tiene un techo para vivir “y no está rodando” como anteriormente se la pasaba. 

Doña Santa comentó que ahora lo más desea es que la joven ponga de su parte para crecer, estudiar y avanzar, ya que lo más importante y lo que más le atormentaba está solucionado: un techo donde no se moje cuando llueva. 

Agradeció a Diario Libre por dar a conocer la situación de penurias en la que vivía su nieta y el sector que la vio nacer. 

Su sueño

María Guadalupe pretende terminar la escuela y hacer un curso técnico de floristería, lo cual le permitirá capacitarse y a la vez tener un ingreso con la realización de arreglos y decoraciones de actividades.

Comenta que poco a poco irá avanzado para no defraudar la ayuda que ha recibido y para demostrarse a ella misma que puede dar más de lo que piensa. 

La gobernadora de la provincia de San Cristóbal, Pura Casilla, visitó su hogar y prometió buscar los medios para que la joven pueda terminar sus estudios y así lograr que pueda brindar a sus hijos en el futuro una mejor condición de vida.

“Con la joven aquí vamos a realizar un plan para ponerla a estudiar, ya que en una entrevista que le hicimos nos dimos cuenta que ella no está estudiando y para nosotros eso es prioritario que ella pueda continuar sus estudios para que pueda darle mejor condición de vida a sus hijos” Pura Casilla Gobernadora de San Cristóbal

 

Comunitarios auguran éxitos

Los comunitarios que viven cerca de la joven le desearon éxitos, ya que entienden que es una persona que reúnen todas las condiciones para ser mejor en un futuro.

Consideran que no todas las personas tienen el privilegio que ella obtuvo, y que ahora su deber es realizar actividades que le aporten a su futuro.

“Ella se lo merece, ella tiene ahora que ponerse a estudiar por sus dos hijos y ponerse a trabajar en lo que sea para que pueda buscar que comer. Ya la vida empezó a cambiarle, que lo aproveche”, manifestó Sheila Pérez, una joven que vive frente a la casa de María Guadalupe.

Nuevas oportunidades para el sector

Luego de conocer la historia de María Guadalupe, el Ministerio de Vivienda y Edificaciones realizó un levantamiento en el barrio Flor de Liz II, donde prometió la construcción de 16 hogares.

Tras realizar el levantamiento en la zona, las autoridades determinaron que las condiciones son muy precarias y que no son dignas para vivir. Éstas serán las casas que serán impactadas a través del programa de la institución Dominicana se Construye.

“Hay muchas casas en condiciones muy precarias, que no son dignas para que una familia viva y esas son las casas que intentamos impactar primero. Las casas que están en peores condiciones, tratamos de que se vuelvan hogares, de impactar esas casas primero y la próxima vez que uno venga al sector uno entonces impacte otras casas que están un poquito en mejores condiciones, pero no es que están bien tampoco”, detalló el ministro de Vivienda, Carlos Bonilla.

https://fuerza943.com/wp-content/uploads/2022/06/grupo-de-personas-jugando-video-juegos-2eddbf19.jpeg

Infografía

Ministro de Vivienda y Edificaciones entrega residencia a María Guadalupe. (DIARIO LIBRE/ DANIA ACEVEDO)

El funcionario precisó que han realizado varias reparaciones de residencias que forman parte del déficit cuantitativo de viviendas en República Dominicana. Indicó que, desde agosto 2020, alrededor de 25,000 viviendas han sido reparadas a nivel nacional.

El funcionario agregó que cuentan con un presupuesto anual de 2,500 millones de pesos para reparaciones de vivienda, que, aunque no da abasto, buscan la forma de realizarlo tratando de ahorrar dinero e idealizando un plan inteligente para que llegue a los beneficiarios más necesitados.

Recordó que el plan fue una idea del presidente de la República, Luis Abinader. “El personalmente desde que estaba formulando su plan de Gobierno dijo que esto era importante, vamos a crear el Ministerio de la Vivienda, pero vamos a mejorar el déficit cualitativo de viviendas porque son una franja de la sociedad que han sido olvidados por anteriores gestiones”, sostuvo.

El intendente de los bomberos de Villa Altagracia, coronel Rony Javier Collado, fue quien dio la voz de alarma para que se conociera la situación de esta joven mujer.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com