Las Series Divisionales de las Grandes Ligas se inician este jueves 7 de octubre, con dos partidos en la Americana. A las 4:07 de la tarde los Medias Blancas de Chicago visitan a los Astros de Houston y a las 8:07 de la noche, los Medias Rojas de Boston se enfrentan a los Rays de Tampa Bay.

Para el partido entre Medias Blancas, campeones de la División Central y los Astros, que se coronaron en el Oeste, los visitantes anuncian al derecho Lance Lynn, que terminó la temporada con 11-6, efectividad de 2.69, con 45 bases y 176 ponches y viene de ganar su último partido, el 1 de octubre frente a los Tigres de Detroit, en labor de 5.0 de una carrera limpia, cuatro hits, una base y cuatro ponches.

Lynn perdió su única presentación ante Houston en la campaña, cuando en cuatro episodios permitió seis carreras limpias, ocho hits, una base y seis ponches.

De su parte, Lance McCullers Jr., el lanzador local, cerró la temporada con marca de 13-5, efectividad de 3.19 185 ponches en 28 aperturas donde lanzó 162 episodios y un tercio.

Ganó su última presentación el 30 de septiembre ante los Rays de Tampa; seis episodios, tres hits, dos carreras, una base y cuatro ponches.

Tuvo récord de 2-0 ante los Medias Blancas y efectividad de 2.08; 13.0 innings, tres vueltas limpias, un jonrón, seis bases y 14 ponchados.

En un segundo partido los Medias Rojas, que avanzaron por el Comodín, van a jugar con los Rays de Tampa. Para ese encuentro están citados los lanzadores Eduardo Rodríguez de Venezuela, por los visitantes, y Shane McClanaha, n por los locales, en un duelo de zurdos.

Rodríguez finalizó la campaña con marca de 13-8 y efectividad de 4.16; en 32 partidos, 31 aperturas, lanzó 157 innings y dos tercios, 185 ponches; victorias en sus últimos dos partidos, el último como relevista frente a los Nacionales de Washington, el 3 de septiembre, en labor de un episodio sin libertades y un ponche.

En dos partidos ante Tampa tuvo récord parejo de 1-1, 21.0 innings, 23 hits, 11 vueltas limpias, cuatro bases y tres ponches.

McClanahan cerró la temporada con marca de 10-6 y efectividad de 3.43, con 141 ponches en 123 y un tercio de innings en 25 aperturas.

No tuvo decisión en su último partido, donde en tres innings, los Yanquis de Nueva York le conectaron tres hits y permitió una carrera limpia, con tres ponches sin conceder transferencias.

Su récord fue de 0-1 ante los Medias Blancas. En una labor de cinco episodios le pegaron siete hits, dos carreras limpias, un jonrón, una base y cuatro ponches.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com