Hal Steinbrenner, dueño de los Yanquis de Nueva York, elogió al gerente general Brian Cashman y al manager Aaron Boone el miércoles y dijo que está abierto a un nuevo contrato para el toletero Aaron Judge.

Boone obtuvo un nuevo convenio por tres años después de que Nueva York terminó con marca de 92-70 esta temporada, perdiendo con Boston en el juego de comodín de la Liga Americana. El piloto tiene marca de 328-218 con cuatro apariciones en postemporada a lo largo de cuatro años en el Bronx, pero los Yanquis no han ganado la Serie Mundial desde 2009.

“¿Por qué volví a contratar a Aaron?… Pienso que Aaron es uno de los mejores managers en el béisbol”, dijo Steinbrenner en las reuniones de dueños de las Grandes Ligas. “Es extremadamente inteligente. Los jugadores quieren jugar para él. Lo respetan y quieren ganar por él”.

Steinbrenner tiene un aprecio similar por Cashman, a quien llamó uno de los mejores gerentes en este deporte. Cashman entra al último año de su contrato, pero Steinbrenner dijo que no ve el 2022 como un año crucial para el veterano gerente del equipo.

“Sinceramente, no estoy pensando de ese modo”, dijo. “Vamos a hacer todo lo que podamos, como nos gusta hacer todos los años, para armar un equipo con calibre de campeonato”.

Nueva York tuvo una de las alineaciones con más variantes en 2021, pero fue golpeado por lesiones e inconsistencia. Terminó en el 23er lugar de las mayores con promedio de bateo colectivo de .237 y en el 19no con 711 carreras anotadas.

El coach de bateo Marcus Thames, su asistente, P.J. Pilittere y el coach de tercera base Phil Nevin fueron despedidos al terminar la temporada.

Steinbrenner dijo que el equipo planea adoptar tecnología, biometría y ciencia de desempeño, más que en el pasado, en un esfuerzo por mejorar la ofensiva. El regreso en forma de Joey Gallo también podría ayudar.

Gallo, quien cumple 28 años el viernes, bateó para .160 con 13 cuadrangulares y 88 ponches en 58 juegos después de ser adquirido mediante un canje con Texas en julio.

“¿Me hubiera gustado que jugara un poco mejor? Sí, por supuesto”, dijo Steinbrenner. “Pero no me preocupa. Ya lo verán el próximo año”.

Nueva York también sufrió con un cierre incierto de campaña por parte de su estelar abridor derecho Gerrit Cole, quien tuvo marca de 1-1 con una efectividad de 7.64 en sus últimas tres aperturas después de regresar de una lesión en el tendón de la corva. Perdió el juego de comodines, permitiendo dos jonrones y tres carreras en solo dos entradas de labor.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com